Recientemente este letrado ha asumido la defensa de un hombre acusado de abusar sexualmente de un menor, que en el momento de los hechos contaba con 13 años de edad.

Concepción Arenal Ponte, escritora española, activista social en diversas materias y vinculada al pionero movimiento feminista español de finales del siglo XIX, es a la que se le atribuye la autoría del famoso dicho “Odia el delito, compadece al delincuente“, que usamos los penalistas para explicar por qué a veces asumimos la defensa de investigados en graves delitos.

Tampoco debería ser necesario, pues debemos recordar que a todos nos asisten los siguientes derechos que están vinculados con lo anterior.

1.- El Artículo 24.2 de la Constitución Española establece el principio de presunción de inocencia, sin el cual nuestra sociedad no dejaría de ser un proyecto de democracia.

2.- El artículo 24.2 de la CE, también establece el derecho a la defensa que todos tenemos, un derecho sagrado que tienen todos los ciudadanos a defenderse de toda acusación que contra ellos se formule, aunque la amplitud con la que en nuestro ordenamiento jurídico se plasma el derecho de defensa del acusado en el proceso penal hace que nuestro tribunal Constitucional se haya pronunciado en reiteradas ocasiones sobre la íntima conexión con este derecho de defensa que tienen la multitud de alegaciones que suelen verificarse ante el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional en aras a preservar este derecho de defensa que tienen todos los acusados que se enfrentan en un proceso a las acusaciones Públicas o particulares.

Es por ello que como cualquier otro caso, este letrado asume con la máxima profesionalidad y diligencia la defensa de todos sus clientes, aún cuando esto suponga carga emocional añadida para los abogados.

Agustín Zamarro Mogarra

Abogado